Foto 1 del artículo del Doctor Fernando de la Iglesia sobre tipos de ataches o "attachments" en Invisalign

Una de las primeras cosas que explicamos en Ortodoncia Tres Torres cuando los pacientes nos preguntan acerca de Invisalign es los ataches. Los ataches o ” attachments” son formas tridimensionales de resina que se colocan en los dientes para ayudar a que se produzcan los movimientos dentales que el ortodoncista ha planificado de forma más precisa con Invisalign. En ocasiones, también sirven para que los alineadores se mantengan correctamente insertados en los dientes. Están hechos de un material de resina del mismo color que los dientes y sólo se colocan en aquellos dientes  en que sea necesario e imprescindible ya que cuantos más ataches, menos estética es la apariencia de los alineadores. En Ortodoncia Tres Torres tratamos de que los ataches se coloquen únicamente en la zona de los dientes posteriores de manera que el alineador quede lo mas discreto posible. Aun así, en ocasiones si queremos que el movimiento sea predecible, se deben colocar en los incisivos superiores o dientes delanteros superiores.
Los ataches se fijan a los dientes de forma temporal y no son dañinos para el esmalte del diente ya que se adhieren mediante un material biocompatible. Normalmente se colocan en las primeras etapas del tratamiento, por lo que es fácil estar acostumbrado a ellos a lo largo del mismo. Si se cae algún atache durante el tratamiento, se debe volver a reponerlo. Al finalizar el tratamiento se retiran sin anestesia y de forma sencilla sin dañar el esmalte.
Tienen diferentes formas geométricas y se clasifican en dos tipos: ataches convencionales y ataches optimizados.
-Los ataches convencionalesson de dos formas: elipsoidales y rectangulares. Ambos pueden colocarse en sentido vertical u horizontal. Los ataches convencionales de forma elipsoidal miden 3 mm de largo, 2 mm de ancho y 1 mm de grosor.

En cambio, los ataches convencionales rectangulares pueden tener diferentes tamaños. Pueden medir 3, 4 o 5 mm de largo en función del tipo de movimiento y de la morfología del diente. Su anchura y grosor es igual que los elipsoidales.

Además, los ataches rectangulares también pueden ser biselados para favorecer que se produzca un movimiento en concreto y para facilitar la desinserción de los alineadores si fuese necesario en algún caso concreto.

-Los ataches optimizados tienen unas formas específicamente diseñadas para que se realice un movimiento determinado para cada diente. Por ello, no se pueden modificar el tamaño ni su posición. Existen varios tipos y cada uno de ellos se utiliza en unos dientes en particular. Los molares son los únicos dientes que no tienen ataches optimizados disponibles.
Ataches de rotación: tienen forma de lágrima y se pueden colocar en caninos y premolares superiores e inferiores.

Ataches de extrusión: Se pueden colocar en incisivos y caninos superiores e inferiores.

Ataches de extrusión anterior multidiente: Se pueden colocar en los incisivos superiores.

Ataches de control radicular: Se pueden colocar en incisivos superiores, y caninos y premolares superiores e inferiores.

Ataches multiplano: Se pueden colocar en incisivos laterales superiores y se utilizan para realizar movimientos combinados.

Ataches de mordida profunda: Se pueden colocar en premolares superiores e inferiores. Se utilizan para evitar que se muevan (pasivos) o para extruirlos (activos).

Ataches de unidad multidental: Se componen de dos tipos: ataches de retracción que se colocan en caninos superiores e inferiores y ataches de anclaje que se colocan en segundos premolares y molares superiores e inferiores.

Escrito por Dr. Fernando de la Iglesia Beyme

Dejar un comentario