Los brackets linguales que Ortodoncia Tres Torres Barcelona utiliza en los tratamientos de ortodoncia lingual son los más pequeños del mercado

Si has decidido mejorar tu sonrisa con ortodoncia lingual, sabrás que se trata de un método totalmente invisible, porque los brackets se colocan detrás de los dientes. Esto, a su vez, te permitirá percibir mejor todos los cambios y disfrutar de una sonrisa más bonita desde el inicio del tratamiento, ya que la superficie externa de los dientes queda completamente libre.

Además, la ortodoncia lingual es muy cómoda y apenas causa molestias. Sin embargo, es cierto que, como pasa con todos los aparatos dentales, requiere de un breve periodo de adaptación.

Así pues, para ayudarte en los primeros días con ortodoncia lingual, queremos compartir contigo los siguientes consejos.

Cómo afrontar los primeros días con ortodoncia lingual

  • Ten paciencia, es cuestión de (muy poco) tiempo. Al iniciar el tratamiento de ortodoncia lingual, es habitual sentir ciertas molestias en la boca y, por tanto, es probable que te preguntes cuánto se tarda en acostumbrarse a los brackets linguales. En el caso de la ortodoncia invisible lingual, por lo general, el periodo de acomodamiento es de entre 10 y 15 días, así que no te preocupes si te notas raro o incómodo las dos primeras semanas. Ten en cuenta que tu boca necesita un tiempo mínimo para adaptarse a la presencia de los brackets, así como a la ligera tensión de los dientes al moverse. No obstante, debes saber que en Ortodoncia Tres Torres Barcelona utilizamos los brackets linguales más pequeños del mercado, por lo que son los más cómodos e imperceptibles. En caso de que sea la presión en los dientes lo que te cause malestar, podrías tomar puntualmente alguna medicación analgésica.
  • Cera para prevenir llagas. Es posible que, los primeros días con ortodoncia lingual, pueda salir alguna llaga en la lengua por el roce inicial. Sin embargo, suele ser algo puntual y pasajero hasta que la boca se habitúa a los brackets. Además, para prevenir la aparición de aftas o rozaduras y tratar de reducir al máximo cualquier molestia, se usan aparatos totalmente individualizados que se modelan específicamente para ti, al mismo tiempo que nos aseguramos de no dejar filos cortantes o puntas de alambre al colocarlos. Si aun así te incomoda el roce o te sale alguna llaga, es conveniente utilizar cera de ortodoncia y aplicarla de forma localizada en la parte del aparato que pinche.
  • Lee en voz alta. Muchos de nuestros pacientes se preguntan si cuesta hablar con ortodoncia lingual. Lo cierto es que los brackets que utilizamos son muy finos y ocupan un espacio mínimo en la cara interna del diente. No obstante, es el punto justo donde la lengua choca al hablar, por lo que al inicio puede resultar más difícil pronunciar correctamente algunos sonidos. Sobre todo, esto suele pasar cuando los brackets linguales se colocan en los dientes superiores. Aun así, no hay razón por la que debas preocuparte, porque en poco tiempo (entre 3 y 10 días) tu dicción volverá a ser perfecta. Un truco para acelerar el periodo de adaptación a los aparatos y mejorar la fonación es dedicar unos minutos al día a leer en voz alta. Pruébalo y verás como en nada hablarás como siempre.
  • Ojo con los alimentos duros. Es posible que, los primeros días con ortodoncia lingual, sientas ciertas molestias al comer. No te preocupes, forma parte del proceso de adaptación a los brackets linguales y pronto desaparecerán. De ser así, opta por alimentos blandos (verduras cocidas, pescados, purés, sopas, etc.) hasta que disminuya la sensibilidad dental y te sientas totalmente cómodo con los aparatos. Después de este periodo de acomodación, ya podrás volver a comer de todo. Eso sí, con alguna que otra excepción. Concretamente, recomendamos evitar los alimentos duros o pegajosos como son los frutos secos (sobre todo, los quicos), las olivas con hueso, el turrón, los chicles o los caramelos, ya que podrían despegar los brackets linguales. También es preferible no comer a mordiscos fruta o bocadillos, sino que es mejor partirlos en trozos.

 

  • Presta especial atención a la higiene dental. Con la ortodoncia fija, es más fácil que los restos de comida se acumulen en los dientes y, por tanto, aumentan las posibilidades de sufrir caries o enfermedades como la gingivitis (inflamación de las encías) o la periodontitis (inflamación alrededor del diente). No obstante, si se siguen unos buenos hábitos de higiene bucal, se podrán prevenir estas patologías que, en algunos casos, incluso podrían hacer peligrar el tratamiento de ortodoncia. Así pues, deberás dedicar especial atención al cepillado de los dientes después de cada comida para evitar la formación de placa dental. Puede que los primeros días la higiene bucal con ortodoncia lingual te resulte un poco más complicada y laboriosa de lo habitual, al estar los brackets pegados por detrás de los dientes. Sin embargo, si sigues los consejos de tu ortodoncista, pronto te acostumbrarás a ello y podrás mantener una boca sana durante todo el tratamiento.

Cómo conseguir que la ortodoncia invisible lingual sea eficaz

A pesar de todas estas recomendaciones, no olvides que la ortodoncia lingual no solo es el método más estético para mejorar tu sonrisa, sino que se caracteriza también por su comodidad. Tan solo se trata de tener un poco de paciencia, los primeros días, para pasar este periodo de adaptación a los aparatos. Una vez superado, estarás encantado de haber optado por este sistema de ortodoncia invisible, porque nadie notará que lo llevas y tú podrás observar, desde el principio, la evolución en la alineación de tus dientes.

Lo que sí debes tener en cuenta antes de iniciar un tratamiento de ortodoncia lingual es que este sistema requiere de una formación y una experiencia concretas por parte del ortodoncista, ya que son necesarios unos conocimientos biomecánicos específicos para poder emplear correctamente la técnica. De este modo, solo acudiendo a un ortodoncista especialista en ortodoncia lingual se podrán alcanzar los objetivos deseados en el tiempo fijado.

En ese sentido, en Ortodoncia Tres Torres somos expertos en ortodoncia invisible en Barcelona y Sant Cugat y utilizamos un sistema pionero desarrollado en Japón.

Asimismo, otra de las ventajas de la ortodoncia lingual es que permite tratar casos complejos que no pueden tratarse con la ortodoncia invisible invisalign

El Blog de las Sonrisas by Ortodoncia Tres Torres Barcelona

Escrito por Dr Fernando de la Iglesia

Dejar un comentario