Es importante saber la diferencia que existe entre odontología y ortodoncia

En primer lugar, es importante saber la diferencia que existe entre odontología y ortodoncia.

¿Es lo mismo un odontólogo que un ortodoncista?

Repasando la etimología de estos términos, ambos con raíces griegas, encontramos que:

  • La palabra odontología proviene de “odont(o)” que es “diente” y de “logo” que equivale a “palabra” o “tratado”, y consta del sufijo -ía que se refiere a” cualidad”. Se trata de una castellanización del término francés Odontologie, que fue introducida en el 1754 por Henri de Lécluse.
  • La palabra ortodoncia proviene de “ortho” que se refiere a “recto”, “según la norma” y de “odont(o)” que es “diente”. El término fue introducido por Defoulon en 1841.

Por tanto, ya advertimos que la palabra odontología engloba a todo aquello relacionado al estudio de los dientes, mientras que la ortodoncia es algo más específico ya que se encarga del estudio de la posición de los mismos:

  • La odontología se define como la disciplina encargada de todo lo referente al aparato estomatognático, formado por el conjunto de órganos y tejidos que se encuentran en la cavidad oral y en parte del cráneo, cara y cuello.
  • Mientras que la ortodoncia es la especialidad dentro de la odontología que se encarga del estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías de forma, posición, relación y función de las estructuras dentomaxilofaciales.

¿Los odontólogos son ortodoncistas?

Los ortodoncistas son odontólogos que se han especializado en una de las ramas de la odontología

No es lo mismo un odontólogo que un ortodoncista. Los ortodoncistas son odontólogos, que, tras sus estudios en la disciplina general, se han especializado en una de las ramas de la odontología que se dedica a corregir la posición de las estructuras que forman el aparato estomatognático.

El ortodoncista es un odontólogo especialista en ortodoncia. Todos los ortodontistas son odontólogos, pero no todos los odontólogos son ortodoncistas. Si tienes dudas sobre si necesitas un ortodoncista o un odontólogo puedes leer nuestro artículo ¿Necesitas un ortodoncista o un dentista?

A menudo la ortodoncia va ligada a otra especialidad conocida como ortopedia. Esta se centra en el desarrollo facial. La gran diferencia radica en que la ortodoncia se puede aplicar a cualquier edad, y, sin embargo, la ortopedia solo puede realizarse durante la niñez y pre adolescencia. Sirve para guiar el crecimiento y corregir anomalías que pueden traer complicaciones en un futuro. Por ejemplo, puede solucionar algunos trastornos respiratorios.

Se recomienda comenzar los tratamientos de ortopedia entre los 6 y 12 años de edad ya que durante esta etapa la estructura facial está en pleno desarrollo. Los tratamientos de ortodoncia y ortopedia se pueden combinar, de hecho, es muy frecuente.

¿Cómo elegir correctamente a tu ortodoncista?

En primer lugar, escoger a un odontólogo que se haya especializado en ortodoncia. Actualmente, hay poca regulación y esto implica que cualquier odontólogo puede denominarse ortodoncista.

En los países en los que las especialidades de la odontología están reconocidas, se exige un mínimo de 3 años, generalmente, con dedicación exclusiva al Máster, a cualquier odontólogo que quiera dedicarse a la ortodoncia. Durante estos años se aprende teoría y práctica de ortodoncia y ortopedia dentofacial. Y solo es posible realizarlo tras haber concluido la carrera de Odontología.

Por tanto, escoger a un ortodoncista, o lo que es lo mismo un odontólogo especialista en ortodoncia, con Máster de 3 años con dedicación exclusiva, reduce los riesgos de exponerse a un mal diagnóstico o tratamiento, ya que voluntariamente ha escogido dedicar ese tiempo a formarse mejor y ampliar sus conocimientos en ortodoncia.

Por otro lado, otro criterio a seguir es escoger aquel ortodoncista que pueda explicarte tu problema y cómo lo va a resolver en un lenguaje que entiendas y que, si es necesario para ti, te enseñe otros tratamientos de ortodoncia finalizados, con fotos de buena calidad y con diferentes técnicas. Existen varias técnicas y un buen ortodoncista sabe combinar lo mejor de cada una y adaptarlas en función de cada paciente.

Por último, no siempre el más caro es el mejor, pero el precio más barato acostumbra a ser muy sospechoso. La ortodoncia es una disciplina muy compleja, que lleva un mínimo de 8 años de estudio y dedicación. Los tratamientos de ortodoncia son habitualmente largos y puede ser difícil detectar si algo no va bien. Los materiales que se utilizan son muy específicos y exquisitos para poder ser efectivos. Además, han de ser de gran calidad para poder ser biocompatibles con la boca. Si no se realiza la ortodoncia y ortopedia correctamente, puede acarrear problemas serios. La elección correcta de tu ortodoncista va a depender mucho de la confianza que te transmita el especialista en ortodoncia, de su profesionalidad en el examen clínico de la primera consulta, de la claridad de su diagnóstico, de la explicación que te haga de los diferentes tratamientos y de cuál te recomienda para tu caso concreto, del plan de tratamiento que mejor se adapte a ti  y del precio cerrado del tratamiento, que al utilizar las tecnologías y materiales más avanzados y de calidad para garantizar los resultados deseados, estará por encima de la media.

El Blog de las Sonrisas by Ortodoncia Tres Torres Barcelona

Escrito por Dr Fernando de la Iglesia

Dejar un comentario