Foto 3 del artículo del Doctor Fernando de la Iglesia sobre ¿Porqué se cambian los alineadores Invisalign cada 15 días?

Actualmente un alto porcentaje de nuestros pacientes en Ortodoncia Tres Torres se decanta por tratamientos de ortodoncia estéticos como Invisalign. Este tipo de ortodoncia funciona mediante el cambio secuencial de un número de alineadores que llevan la información de movimiento para cada diente.  Pero ¿quién establece el ritmo de recambio de dichos alineadores?  Muchos de nuestros pacientes sienten la fuerza del alineador durante la primera semana y después refieren que  los alineadores están pasivos como “si no les estuvieran haciendo nada”.  Entonces, ¿Por qué no cambiar los alineadores cada semana y de esta forma acortar el tiempo de tratamiento?
Para entender esta cuestión hemos de remitirnos a algunas bases biológicas que explicaremos de manera sencilla.

El diente es una estructura que está fijada a un hueso mediante un ligamento periodontal formado principalmente por fibras de colágeno, vasos sanguíneos , terminaciones nerviosas, células indiferenciadas y líquidos hísticos.

Cuando nosotros aplicamos una fuerza sobre un diente, este ligamento periodontal se comprime en un lado y se tensa en el otro produciendo unos cambios en su flujo sanguíneo.  Esta tensión-compresiónactiva la llegada a través de  los vasos sanguíneos de células específicas para el movimiento dental. En el lado de la presión llegarán células destructoras de hueso (osteoclastos) y en lado de la tensión, células formadoras de hueso (osteoblastos).

¿Qué pasa si aplicamos fuerzas intensas?

Ante una fuerza intensa,  el ligamento periodontal se verá comprimido totalmente de forma que colapsará los vasos sanguíneos. Al no llegar sangre, las células responsables de movimiento del diente tampoco llegarán con la misma facilidad y se producirá un daño en el tejido adyacente.  Si la fuerza aplicada va disminuyendo hasta cesar del todo, permite al ligamento periodontal que se recupere de ese daño provocado.  Está demostrado que el movimiento dental se produce entre los 7-10 días tras la aplicación de la fuerza y se necesita un periodo igual o mayor de descanso para la regeneración y reparación del ligamento antes de poder activar de nuevo las fuerzas.


De modo que cuando tu ortodoncista espacie el tiempo entre las activaciones de tus aparatos, simplemente está respetando la biología de tus dientes para no provocar daños irreparables y no deseados.

Escrito por Dr. Fernando de la Iglesia Beyme

Dejar un comentario