Foto 1 del artículo del Doctor Fernando de la Iglesia sobre Las llagas y la Ortodoncia

Llagas o afta

Una de las grandes dudas que nos asaltan a la hora de decidir si iniciar un tratamiento de ortodoncia es la de saber si nos saldrán llagas, si serán molestas o si interferirán en nuestra calidad de vida. El llevar ortodoncia puede aumentar la posibilidad de que salgan, pero las llagas o aftas aparecen en un porcentaje muy bajo de los pacientes con ortodoncia.

¿Porque salen las aftas o llagas?
Al colocar la aparatología de ortodoncia, se produce un contacto continuo de los brackets o aparatología con la mucosa, y eso provoca la aparición de aftas o llagas en algunos casos. Suelen  curar de forma espontánea al cabo de 3-5 días. Las llagas o aftas pueden aparecer en la mucosa de la mejilla si se emplean brackets cementados en la cara externa de los dientes o bien en la lengua si se han cementado los brackets linguales o en la cara interna de los dientes.


¿Cómo puedo evitar la aparición de llagas o aftas con ortodoncia?
El uso de cera o silicona de ortodoncia aplicada de manera local en la aparatología sobre la zona donde se produce la molestia evita la aparición de la herida o disminuye la afectación de la mucosa puesto que disminuye el roce de la aparatología con la mucosa oral.

¿Qué hago para curarlas?
Existen multitud de productos en farmacias para curar las llagas o aftas. Los más eficaces son aquellos que crean una película protectora encima de la herida reduciendo así las molestias que pueda producir y acelerando su curación. También se pueden emplear productos que disminuyen las molestias que producen las aftas. Un remedio casero es el hacer enjuagues de agua con sal, lo que disminuye de forma notable las molestias.

Escrito por Dr. Fernando de la Iglesia Beyme

Dejar un comentario